Noticias

El Ayuntamiento pone en marcha el Comedor Escolar de Verano por octavo año consecutivo, que atenderá a 190 menores de las familias más vulnerables de la ciudad

• Las entregas se realizarán hasta el próximo 31 de agosto en el CEIP Ramón y Cajal a las 14:00 horas

• Debido a la Covid-19, se realizará un servicio de catering, entregando de manera diaria comida envasada y precintada a 190 menores derivados por Servicios Sociales

• Con la puesta en funcionamiento de este recurso se demuestra una vez más el gran compromiso que el Gobierno local tiene con los derechos de los niños y niñas, la protección a la infancia y el apoyo a las familias torrejoneras, sobre todo, a las más vulnerables y a las que peor lo están pasando

• El Comedor Escolar de Verano es un programa que fue pionero en la región, siendo Torrejón de Ardoz el primer municipio que lo puso en marcha en la Comunidad de Madrid para atender a los niños de familias vulnerables durante los meses de verano

El Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz vuelve a poner en marcha por octavo año consecutivo el Comedor Escolar de Verano para atender a 190 menores con edades comprendidas entre los 3 y 12 años de las familias más vulnerables de la ciudad. El alcalde, Ignacio Vázquez, y el concejal de Bienestar, Educación e Inmigración, Rubén Martínez, han visitado esta mañana la iniciativa que, debido a la Covid-19, consiste en un servicio de catering que entregará a diario comida envasada y precintada para llevar a casa para que estas familias puedan seguir facilitando un plato de comida a sus hijos durante el periodo no lectivo escolar. Además, los menores disfrutarán de manera gratuita de actividades lúdico-recreativas, de animación, convivencia, culturales y de estimulación psicofísica durante los meses de julio y agosto. 

Torrejón de Ardoz, 6 de julio de 2021. Los menús se entregarán hasta el próximo 31 de agosto en el CEIP Ramón y Cajal a las 14:00 horas de manera individualizada debido a la Covid-19 y están compuestos por comida envasada y precintada, cumpliendo con las medidas de distanciamiento social e higiénico sanitarias que marcan las autoridades.

Los menús están basados en la dieta mediterránea y son supervisados por dietistas-nutricionistas para un correcto equilibrio nutricional, teniéndose además en cuenta las alergias e intolerancias alimentarias y ofreciendo dietas alternativas para aquellos niños que así lo precisan por motivos culturales o religiosos. En ellos se favorece el consumo de alimentos frescos, de temporada y de proximidad, velando por una alimentación saludable y equilibrada. Todos están compuestos por un primer y segundo plato y postre, acompañado de pan y agua.

Además, los menores acogidos al Comedor Escolar de Verano disfrutarán de manera gratuita de actividades lúdico-recreativas, de animación, convivencia, culturales y de estimulación psicofísica durante los meses de julio y agosto. Será un lugar de encuentro que permita interrelaciones entre menores, independientemente de su sexo, raza, religión, ideología y/o creencias, tendente al desarrollo de habilidades que favorezcan su integración, normalización y convivencia. 

El Comedor Escolar de Verano es un programa que fue pionero en la región, siendo Torrejón de Ardoz el primer municipio que lo puso en marcha en la Comunidad de Madrid para atender a los niños de familias vulnerables durante los meses de verano. 

Por octavo año consecutivo se vuelve a poner en marcha, “demostrando una vez más que el Gobierno local tiene un gran compromiso con los derechos de las niñas y niños, la protección a la infancia y el apoyo a las familias torrejoneras, sobre todo, a las más vulnerables y a las que peor lo están pasando”, afirmó el alcalde, Ignacio Vázquez. Además, “el Gobierno local va a financiar el 100% de este proyecto, que se enmarca dentro de un programa integral de atención a la infancia cuyo coste total asciende a 69.591 euros. A ello se suma la cesión de las instalaciones del colegio, de los espacios deportivos y piscinas municipales”, añadió. 

Por su parte, el concejal de Bienestar, Rubén Martínez, ha destacado que “con este tipo de actividades aumentamos la oferta preventiva que el Ayuntamiento realiza, ofreciendo a los menores atendidos un espacio de convivencia y con intervención social en medio abierto, brindando a los chavales formas alternativas de ocio a las que de otra manera no podrían optar como es el conocer lugares diferentes a su propio entorno cotidiano”.

Por último, un total de 45 menores de la ciudad en intervención social en la Concejalía de Bienestar, han participado en la actividad náutica de final de curso que ha tenido lugar en Aranjuez en junio, una iniciativa enmarcada en el conjunto de los programas de intervención social del Centro de Atención a la Infancia y la Familia (CAIF) de la Concejalía de Bienestar.

Gracias a este proyecto los menores han disfrutado de un pequeño tiempo de descanso estival, realizando actividades lúdicas que han favorecido su entretenimiento con un alto nivel educativo, apoyando su educación integral dentro del programa de intervención socioeducativa “Un patio para tod@s”, que tiene por objetivo el desarrollo de actividades-trabajos directos de inserción con menores de la ciudad que tienen entre 6 y 13 años.